Hasta cierto punto la música ya no es mía, es tuya.

Phil Collins